Bebés y niños

Los Institutos Hohenstein ofrecen a los fabricantes de ropa para bebés y ropa para niños para el desarrollo y comercialización de sus productos, su amplia gama de pruebas y certificaciones con las cuales muchas características de calidad se dejan monitorear y sobresaltar. Además de los servicios habituales, tales como la determinación de la composición de las fibras según la ley de etiquetado textil, la revisión de la aptitud en el uso , solideces de los colorantes, características de cuidado así como ajuste juegan un papel especial en el aspecto de seguridad en los textiles para para bebés y niños pequeños.

Con nuestro maniquí térmico de pruebas "Charlene" somos capaces de guiarlo a través de de parámetros como el aislamiento térmico, la transpiración o las propiedades dermosensoriales específicas en la optimización del confort de uso de la ropa de niños o el confort al dormir en ropa y articulos de cama para niños.

Con respecto a la roductores de toallas, ropa de cama o ropa de cama que pueda para juguetes de tejido de acuerdo a sus artículos seguridad de la salud los fabricantes de prendas de vestir, pero también los productores de toallas, ropa y articulos de cama, hasta los productores de juguetes textiles pueden verificar los posibles contaminantes según, el OEKO-TEX® Standard 100 . Con la etiquetas de calidad Hohenstein "agradable a la piel" y "antialérgico" pueden ser determinados en los laboratorios de los Institutos Hohenstein en base de las pruebas, si el material puede causar irritación a la piel o alergias.

Como un requisito básico importante para la ropa de los niños hasta 14 años, los expertos Hohenstein también examinan si la ropa están conforma a la norma DIN EN 14682 y que no lleven cables y los cuerdas peligrosas, que puedan conducir a lesiones. Los Instituto Hohenstein revisan y certifican, si los bienes de los fabricantes, que produzcan articulos para niños para el mercado de EE.UU., van de acuerdo con las disposiciones aplicables de la comisión del consumidor para seguridad del producto (Consumer Product Safety Commission (CPSC)) en relación al contenido total de plomo y al requerimiento de resistencia al fuego (por ejemplo en pijamas).

La comprobación de la seguridad de productos no se limita solo a los productos textiles. También a la hora de jugar, la seguridad y la calidad de los juguetes se encuentran en primer lugar. Para poder garantizar esto, los Institutos Hohenstein ofrecen pruebas de juguetes mediante directivas europeas y normas ¬armonizadas. Así comprobamos en laboratorios acreditados y de manera independiente y objetiva, entre otros, la seguridad mecánica, física, química y eléctrica de juguetes.

Para más información: